camino-innovador.jpg

El sector empresarial y el público en el Ecuador mantienen un intenso diálogo a nivel nacional centrado en varios ejes, y uno de los temas centrales es el emprendimiento y la innovación. Asuntos de suma importancia para Camilo Pinzón, Director General de EDES Business School.

“La innovación y el emprendimiento tienen que ver directamente con el rol que tendrá el sector privado para la generación de riqueza, empleo y bienestar al transformar sus industrias hacia nuevos productos, nuevos mercados y nuevos procesos en general”, apunta. 

Pinzón opina que tanto la innovación como el emprendimiento son conceptos poco comprendidos. Para empezar –dice- la innovación debe siempre transportar una idea de algo real, es decir, llevar una implementación de algún cambio, un nuevo producto, algo que tenga impacto. 

Por eso, EDES promueve que sus alumnos elijan el camino innovador desde la perspectiva  de la persona y la  empresa.

La persona: competencias, experiencia personalidad y valores

A diferencia de las escuelas de negocios tradicionales, que abordan competencias y conocimientos, EDES trabaja además en generar ciertas habilidades bajo la idea de que  no  solo la persona creativa puede ser innovadora, todo el mundo puede lograrlo si se trabajan ciertas competencias específicas.

Para conseguirlo, la escuela ha desarrollado una oferta de formación vinculada a las competencias. Así, en todos los programas que se ofertan se encuentran de manera transversal el emprendimiento y la innovación.

El perfil de los profesores de EDES también se diferencia de otras escuelas o academias. “Nosotros exigimos que las personas tengan experiencia real y capacidades de transmitirla, y que además incentiven a los alumnos para llevar su conocimiento a la práctica”, comenta Pinzón.

En lo referente a la personalidad, EDES busca cumplir ciertos parámetros que ayuden al alumno a forjarla, pero en lo que más se diferencia es en los valores.

“Cuando trabajas en innovación, tienes que empezar a trabajar temas éticos y de compromiso con la sociedad”, destaca Pinzón.

Asimismo, afirma que es imprescindible que las personas entiendan que el mundo está desafiado por la tecnología y la sostenibilidad de nuestro planeta.

 “Hablar de ética tiene que ver totalmente con la gran tendencia a nivel global que son los negocios sostenibles”, señala el director de EDES, quien hace unas semanas fue invitado por la Universidad Abierta para Adultos de Santiago de los Caballeros en República Dominicana para hablar de este preciso tema.

Pinzón advierte que conviene alinearse “con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) planteados por Naciones Unidas y que generan un pacto global ético en relación con nuestro compromiso frente a los 17 objetivos de la ONU, entre los cuales algunos afectan directamente a las empresas”.

La empresa

El primer error, según Pinzón, que se comete en una empresa es pensar que para innovar basta solo con contratar un gerente de innovación y crear su respectivo departamento. “Las empresas si quieren sobrevivir tienen que trabajar la innovación, avanzar y crear culturas de innovación en todos los ámbitos”, sentencia.

“Nos acaban de confiar el proceso de formación de competencias de liderazgo de una de las instituciones financieras más importantes del país y eso tiene que ver directamente con el tema de innovación, de prepararse para la cuarta revolución industrial. Hay competencias distintas que hay que desarrollar como, por ejemplo, adaptarse al cambio, a la capacidad de ver las oportunidades donde hay problemas y de ser empresas orientadas directamente hacia el cliente y no solamente hacia estados financieros”, afirma Pinzón. 

Desafíos a los que EDES como escuela está comprometida a través de una línea y filosofía de trabajo que marca su labor en la formación empresarial.

Programas Educación Ejecutiva

Topics: Emprendimiento, Innovación

Marta Miera

Written by Marta Miera